Biblia Perú


Isaías 59 - Biblia Jünemann Septuaginta en español


Confesión del pecado de Israel

1 La maldad de Israel impide la misericordia de Dios. El salvador. ¿Acaso no vale la mano del Señor, para salvar? ¿o se ha agravado su oreja, para no escuchar?

2 Empero vuestros pecados separan en medio de vosotros y en medio de Dios; y por vuestros pecados apartó el rostro de vosotros, para no apiadarse.

3 Que vuestras manos, manchadas de sangre, y vuestros dedos, en pecados; y vuestros labios han hablado iniquidad; y vuestra lengua injusticia medita.

4 Nadie habla lo justo; ni hay juicio veraz; confían en lo vano y hablan lo vacío; pues parturen trabajo y paren iniquidad.

5 Huevos de áspides han quebrado(a) y tela de araña tejen; y el que quisiere de sus huevos comer, quebrando uno vano, halló, hasta en él, un basilisco.

6 La tela de ellos no será para vestidura, y no se cubrirán, no, con las obras de ellos; que las obras de ellos, obras de iniquidad;

7 y sus pies a maldad corren, veloces para derramar sangre, y sus pensamientos, pensamientos de homicidios; quebrantamiento y miseria, en sus caminos,

8 y camino de paz no han conocido; y no hay juicio(b) en sus caminos; pues sus sendas, torcidas por las que pasan; y no han conocido paz.

9 Por esto se apartó el juicio de ellos; y no les cogió, no, justicia(c) aguardando luz, viniéronles tinieblas; esperando esplendor, en noche anduvieron.

10 Palparán, como ciegos, pared, y como no teniendo ojos, palparán; caerán al mediodía como a medianoche; como muriendo gemirán;

11 como oso y como paloma juntamente caminarán(d); esperábamos juicio, y no hay; salud lejos se ha retirado de nos.

12 Pues mucha nuestra iniquidad ante ti; y nuestros pecados nos han afrontado; pues nuestras iniquidades en nos; y nuestras injusticias hemos conocido;

13 nos hemos desapiadado y mentido, y apartádonos de en pos de nuestro Dios; hemos hablado lo injusto y desobedecido; parturido y meditado, de nuestros corazones, palabras injustas,

14 y apartádonos de en pos del juicio; y la justicia lejos se ha retirado; porque consumido ha sido en las sendas de ellos la verdad; y por recta no podían pasar.

15 Y la verdad quitada ha sido; y transfirieron su mente del entender; y vio el Señor, y no le plugo; que no había juicio.

16 Y vio, y no había varón; y miró y no había acogedor; y amparóles con su brazo con la misericordia afianzó.

17 Y vistióse justicia como coraza, y púsose morrión de salud en la cabeza; y envolvióse en vestidura de venganza; y su manto

18 como retribuyendo retribución: oprobio a los adversarios.

19 Y temerán los de occidente el nombre del Señor, y los del oriente del sol el nombre, el glorioso; pues llegará, como río violento la ira desde el Señor; llegará con furor.

20 Y llegará por causa de Sión, el que liberta, y apartará impiedades de Jacob.

21 Y éste para ellos el de parte mía testamento, dijo el Señor: el espíritu, el mío, que está en ti, y las palabras que he dado en tu boca, no desfallecerán, no, de tu boca y de la boca de tu simiente; pues dijo el Señor desde ahora y por el siglo.